.

Donde Vender tus ideas

23 nov. 2012


¿Eres una persona original e imaginativa? ¿Has dado con algún objeto que puede ser de gran utilidad a la sociedad? ¿Has conseguido crearlo? Si tienes algo (construido o no) que aportar a la sociedad pero no sabes como venderlo o exponerlo, deberás tener en cuenta diversas cosas: 

1. En primer lugar deberás encontrar a una persona que apoye tu idea, tu propuesta. Alguien que te de una oportunidad. Podrías buscar en los círculos de inversionistas y dependiendo del tipo de negocios al que ofrezcan ayuda decantarte por uno u otro. 

2. Cualquier idea suele ser la solución a un problema concreto. En el momento de defender bien tu propuesta deberás informarte y estudiar las causas del problema. La importancia con que planteas el problema y sus posibles soluciones es definitoria en la suerte que puedes correr de cara a los posibles inversores. 

3. A la hora de hacer tu propuesta, nunca deberás usar como eje de tu discurso el ataque a alguien. De ese modo parecerás ser una persona sin argumentos, o conocimientos suficientes del tema. 

4. Infórmate lo máximo posible. Indaga sobre opciones diferentes, posibles problemáticas que puedan entorpecer el desarrollo de tu idea y sobre todo busca información complementaria y adicional para explicarte de la mejor forma posible. Una mayor información favorecerá a las explicaciones claras y esto supondrá bastantes puntos a tu favor ante cualquier oyente. 

5. Haz un análisis y recapacita sobre los posibles efectos adversos que puede suponer el desarrollo de tu idea. La sinceridad supone una virtud muy valorada en este tipo de exposiciones y sirve para denotar madurez, capacidad de análisis y reflexión. La honestidad es muy importante en estos casos. No pienses que esto irá en contra de tu propia exposición (que es totalmente lógico) pues el próximo consejo lo eliminará de una manera muy inteligente. 

6. Expresa los beneficios de tu idea de una forma totalmente clara y que no deje espacio para dudas. Explica en qué aspectos resultará beneficiosa y cómo cambiará la situación o problemática actual. Nadie te apoyará o apostará por algo que no reporte ningún tipo de beneficios. 

7. Utiliza toda suerte de recursos lingüísticos de una forma honesta, visual e incluso basada en la experiencia para evidenciar la efectividad de tu idea. Metáforas, analogías, confesiones de anécdotas personales… Las estadísticas y porcentajes suelen ser muy útiles en este tipo de casos. 

8. Haz un resumen sintético y sencillo sobre tu recomendación. Puedes estudiar el uso de recursos expresivos e incluso diseñar un propio eslogan que sea convencible impactante y refrescante, siempre acorde a la idea, claro. 

9. No olvides mencionar a lo largo de todo el discurso los beneficios, bondades o novedades que aporte tu enfoque. Resáltalas y así aumentarás las posibilidades de convencer a tus oyentes.
Sin lugar a dudas, lo importantes es que sepas creer en tu idea y defenderla. De este modo aumentarás las posibilidades de captación y los posibles inversores encontrarán más razones para ofrecerte su ayuda a la hora de desarrollar tu propuesta en el mercado. 

¿Dónde podrás vender tu idea? En Internet hay multitud de espacios que te ofrecerán diversos tipos de ayuda. Por ejemplo: kickstarter o tusinventos. Antes de llevar a cabo la venta es más que recomendable que la registres si es posible. Tanto si es un guión, un invento, una aplicación… ¡Cualquier cosa!